23 d’agost de 2005

Maider y Asier. Hasta Santo Domingo de la Calzada [El Camino, 10 years after - 7]

Salgo sobre las 7. Subidita al principio y voy tirando. En Azofra me encuentro con Maider y Asier, dos chavales de Irún a los que hice una foto con el hospitalero de Nájera, que resulta que era de su pueblo, y con los que estaré ya hasta Burgos

La verdad es que si vas hablando el camino se te hace más liviano. El ritmo ideal es ése, uno que te permita ir tirando pero conversar. Hay que tener presente lo que se dice, que no es una competición a ver quien llega antes, aunque tampoco puedes dormirte por dos razones principales: a) que no te pille la calor (que en agosto aprieta a  partir de las 11); b) coger sitio en los albergues, ducharte (¡el mejor momento del día!) y comer a una hora razonable.



 
Llevar compañía tiene otra ventaja: no pierdes las flechas amarillas. Éstas son las grandes amigas del peregrino, al que siempre acompañan y nunca le fallan. Indican por dónde va el camino, y se les ha de hacer caso antes que a guías, indicaciones verbales e incluso que a carteles. Gracias, flechitas! (y a quienes las pintan, claro!).


Pues con M&A tran-tran, campos de cereal cada vez más frecuentes (empieza el “mar de oro”), almuerzo en Cirueña y llegada a Santo Domingo de la Calzada, en una etapa que (por fin!) se me ha hecho bastante cómoda. Aunque al final las piernas se me resienten, veremos a ver si llegamos a Burgos


Día tranquilo, hago la colada en una lavadora pública y compro alguna cosillas. Y veo el pueblo, claro.


Total hoy: 21 km, 5 horas 30' - Desde inicio: 129 km

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada